¿Qué es pintura género y de las más importantes características?

¿Qué es pintura género y de las más importantes características? 13 Nov

¿Qué es pintura género y de las más importantes características?

La pintura de género (petit genre), es una forma de arte, que representa aspectos de la vida cotidiana, con la escala tradicionalmente reservada para los temas importantes, desdibujando así el límite que había marcado la pintura de género como una categoría menor realista.

La Pintura de género, también se define cómo la pintura de escenas de la vida cotidiana, de gente común en el trabajo o en la recreación, representada de manera generalmente realista. 

El arte de género contrasta con el del paisaje, el retrato, las naturalezas muertas, los temas religiosos, los acontecimientos históricos o cualquier tipo de tema tradicionalmente idealizado. 

Las escenas íntimas de la vida cotidiana son casi invariablemente el tema de la pintura de género, eliminando contenido imaginativo y de la idealización, centrando la atención en la observación sagaz de los tipos, los trajes y los escenarios.

Historia de la Pintura de Género

El término surgió en la Francia del siglo XVIII para describir a los pintores que se especializaban en el tipo (género) de pintura, como las flores, los animales o la vida de la clase media, y fue utilizado originalmente de manera despectiva por los defensores del ideal y la gran manera en el arte.

En la pintura de bellas artes, el término pintura de género se refiere a los cuadros que representan situaciones y escenas de la vida cotidiana. Los temas suelen incluir escenarios domésticos, interiores, comidas, celebraciones, escenas de tabernas o de campesinos, mercados y otras escenas callejeras.

En general, la característica principal de una pintura de género es que la escena se presenta de manera no idealizada, en contraste con el enfoque clásico tradicional de infundir a las escenas características heroicas, nobles o dramáticas. 

Contrasta por ejemplo los personajes sin barnizar de las escenas campesinas de Courbet, con los erizos de calle idealizados retratados por el artista sevillano Bartolomé Esteban Murillo. Podría decirse que los mejores exponentes del medio fueron la escuela realista holandesa del siglo XVII de pintura de género, dirigida por el gran artista de Delft Johannes (Jan) Vermeer (1632-75).

Tipos de Pintura de Género

En 1517 vino la Reforma, que fue la revuelta de los países protestantes como Holanda, Alemania y Flandes contra la Iglesia de Roma, con el resultado de que las obras de arte religiosas o cuasi religiosas disminuyeron abruptamente en importancia en gran parte del norte de Europa. 

Sin embargo, a medida que la demanda de pinturas religiosas a gran escala disminuyó durante el siglo XVI, surgió gradualmente un nuevo tipo de mecenas perteneciente a la clase mercantil, que quería un nuevo tipo de pintura a pequeña escala para colgar en sus casas. Este nuevo patrón era particularmente visible en la Holanda protestante, donde los retratos de caballete, las pinturas de género y las naturalezas muertas se hicieron muy populares.

Características de la Pintura de Género

La pintura de género es un término confuso y desde que se introdujo por primera vez en la Francia del siglo XVIII, los críticos de arte y escritores tuvieron problemas para definirlo. El escritor francés del siglo XVIII Claude-Henri Watelet, por ejemplo, definió el pintor de género como un artista para el que los animales, frutas, flores o paisajes constituyen el tema de su pintura. 

Sin embargo, esta definición no se considera exacta ya que las naturalezas muertas, las pinturas de animales y los paisajes se consideraban géneros separados. El famoso crítico de arte del siglo XVIII Denis Diderot escribió que, la pintura género se aplica indiscriminadamente tanto a los pintores de flores, frutas, animales, bosques, y montañas, como a los que toman prestadas las escenas de la vida cotidiana. 

¿Qué es pintura género y de las más importantes características?

Legado de la Pintura de Género

A finales del siglo XIX, cuando el crítico suizo Jacob Burckhardt escribió Netherland Genre Painting (1874), el término era más aprobatorio y también se limitaba a su sentido actual. 

El término sigue siendo el más popular para describir las obras de pintores holandeses y flamencos del siglo XVII como Jan Steen, Gerard Terborch, Adriaen van Ostade, David Teniers el Joven, Pieter de Hooch y Johannes Vermeer. 

Posteriormente surgieron otros maestros del arte del género en artistas como Cornelis Troost en los Países Bajos, David Wilkie en Gran Bretaña, Jean-Baptiste-Siméon Chardin en Francia, Pietro Longhi en Italia y George Caleb Bingham en los Estados Unidos.

Principales Representantes de la Pintura de Género

Vermeer es uno de los representantes de la pintura género, quien pintó en la Edad de Oro holandesa, que fue posiblemente cuando se popularizó la pintura de género occidental. Es famoso por la sensación de quietud y la monumentalidad silenciosa que aporta a sus temas, a menudo presentando a personas (especialmente mujeres) trabajando solas en una habitación.

Igualmente, Jean-Baptiste Greuze es un ejemplo muy interesante de pintor de género, porque sus  escenas se hicieron increíblemente populares debido a la forma en que las combinó con aspectos de la pintura de historia. Sus escenas de género eran monumentales, teatrales y moralizantes, con figuras alineadas como si estuvieran en un escenario en lugar de aparecer como una instantánea naturalista.

Jean-Siméon Chardin era un pintor de género, de bodegones, retratos, que usualmente, mezclaba elementos de estos géneros, y era famoso por sus obras increíblemente detalladas, realistas y cuidadosamente pintadas. Era un académico dedicado, lo que permitió que, los grabados de sus escenas de género se reprodujeran y se extendieran a las masas.

Leave a Reply